domingo, 21 de septiembre de 2008

TIRAMISÚ (Thermomix)




Esta receta de tiramisú es de Auro y podéis ver su receta aquí. Yo os la pongo con algún cambio que le he hecho.

Queda espectacular, como todas las recetas de Auro.


INGREDIENTES

- 1 vaso de café cargado

- 3 cucharadas de licor Amaretto o Ron

- 3 huevos (yemas y claras por separado)

- 150 gr de azucar

- 500 gr de queso Mascarpone

- 300 ml de nata para montar

- 1 paquete de bizcochos de soletilla

- una cucharadita de azucar vainillado

- un pellizco de sal

- cacao puro para espolvorear al final

- 1/2 sobre de gelatina neutra


PREPARACIÓN

Hacemos una cafetera de café bien cargado, mezclar el Amaretto o el Ron y añadirle unas cucharaditas de azúcar, mover y reservar.

Glasear el azúcar en el vaso de la TH bien seco durante 20 segundos, vel. 5-10 progresivo.

Ponemos la mariposa y añadimos las yemas, el azúcar vainillado y la sal. Velocidad 3 ½ hasta que se forme una crema espesa durante aproximadamente un minuto.

Añadimos el mascarpone y lo mezclamos a velocidad 3 ½ durante otro minuto. Retirar la mezcla a un bol grande y lavamos bien el vaso.

Montamos la nata con la mariposa y el vaso bien frío. Una vez bien montada verterla en el bol y mezclarla bien con una cuchara metálica. Disolvemos la gelatina en un poco de leche caliente y se la añadimos a la preparación.

Lavar el vaso y secarlo muy bien. Con la mariposa, echamos las claras, el pellizco de sal y unas gotitas de limón o vinagre y programar 3 minutos, velocidad 4 hasta que estén bien montadas. Añadirlas a la mezcla del bol con mucho cuidado para que no pierdan volumen.

Ahora pasamos a montar el tiramisú. Para ello vertemos el café en un plato o cuenco y vamos remojando los bizcochos en él. Solo vuelta y vuelta y los vamos colocando uno al lado del otro en una fuente rectangular hasta cubrir todo el fondo.

Extender una capa de la crema sobre la primera base hasta cubrir toda la superficie.

Sobre la anterior colocar otra capa de bizcocho empapado en café.

Poner otra capa de crema y meterlo en la nevera. Mejor que sea de un día para otro. Si se mete 10-15 minutitos en el congelador antes de servirlo, gana consistencia, sin perder suavidad.

Antes de servirlo cubrir la superficie con una capa de cacao puro con ayuda de un colador fino.