domingo, 19 de septiembre de 2010

LENTEJAS CON VERDURAS



Lo único que diferencia estas recetas de las de toda la vida es que no llevan nada mas que verduras, nada de carne ni grasas por lo que son perfectas para dietas de adelgazamiento, para vegetarianos o para personas que simplemente quieren cuidarse y comer de manera sana.

También os la recomiendo para niños y bebés. Lola que tiene 13 meses comió un platito de estas lentejas, simplemente se lo chafé con un tenedor y se las comió estupendamente. Además se pueden congelar con lo cual si hacemos una buena olla tenemos para comer un par de veces y para congelar 2 o 3 raciones para nuestros bebés.


INGREDIENTES

- 3 vasos (de los de agua) de lentejas pardinas

- 1o vasos de agua

- 2 vasos de tomate triturado crudo

- 4 zanahorias

- 1 calabacín grande

- 1 o 2 pimientos rojos

- 2 pimientos verdes

- sal

- una cucharada de pimentón dulce

- un buen chorreón de aceite de oliva


PREPARACIÓN

Se puede hacer con cualquier tipo de lenteja, pero recomiendo las pardinas de la marca blanca de los supermercados Dia% por que son unas lentejas que no hace falta ponerlas en remojo. Si en casa tenéis otro tipo de lentejas pues simplemente recordad que hay que ponerlas en remojo varias horas antes y ya está.

Lo que a mi me gusta hacer si no pongo las lentejas en remojo es enjuagarlas bien con abundante agua.



Ahora simplemente hay que limpiar, pelar y trocear todas las verduras y las vamos echando dentro de una olla grande.



Añadimos el agua, el tomate triturado, las lentejas, sal, pimentón dulce y un buen chorreón de aceite de oliva.



Removemos bien tapamos la olla y encendemos el fuego a máxima potencia.



Cuando empieza a hervir, para que la tapa de la olla no empiece a pegar saltos os recomiendo que la dejéis medio abierta pero no le quitéis la tapa por que entonces se evaporará el líquido y quedarían demasiado secas e incluso corremos el riesgo de que se nos quemen.



El tiempo de cocción dependerá del tipo de lenteja que usemos y de si nos gustan muy blandas o no. En mi caso, con la lenteja pardina de Dia% y queriendo que quedaran muy tiernas para que Lola las pudiera comer bien, las tuve en el fuego (hirviendo) durante 45 minutos.

MACARRONES DE ATÚN EN SARTÉN



Estos macarrones la verdad es que nada tienen que ver con los que solemos preparar con un buen sofrito de cebolla pero que queréis que os diga, a mi me encantan hechos así.


INGREDIENTES

- 250 gr de macarrones

- 1/2 pastilla de caldo concentrado de verduras o pollo

- 1/2 brick de tomate frito (yo uso tomate frito casero de Mercadona)

- 2 latitas de atún

- aceite de oliva

- especias al gusto


PREPARACIÓN

Cocemos los macarrones como siempre, con agua y sal y el tiempo que diga en el paquete, es importante que no queden demasiado cocidos por que luego los cocinaremos en la sartén junto a la salsa.

En una sartén grande, echamos un par de cucharadas de aceite de oliva y echamos la media pastilla de caldo concentrado desmenuzada. La freímos unos segundos , que se deshaga en el aceite, pero tened cuidado que se quema muy fácilmente.

Ahora echamos el tomate, que se caliente bien y que empiece a hacer chup-chup, añadimos también el atún escurrido y las especies que os apetezcan, orégano, ajo en polvo, cebolla en polvo, hierbas de provenza, etc.

Removemos bien la salsa y añadimos los macarrones escurridos. Mezclamos bien y con el fuego fuerte dejamos que se vaya mezclando la pasta con la salsa. Hay que dejarlos un buen rato, entre 10 y 15 minutos removiendo de vez en cuando. El objetivo es que los macarrones se vayan tostando.

Cuando veamos que están bastante doraditos, apagamos el fuego y están listos para comer, ¡¡pero cuidado que queman!! lo digo por experiencia, jajaja...



No se si se puede apreciar en la foto de arriba, el macarrón de abajo a la derecha que está tostadito.