viernes, 30 de septiembre de 2011

ALBÓNDIGAS A LA JARDINERA EN OLLA EXPRÉSS



Mmmm... que plato tan rico para pequeños y mayores. Las cantidades son aproximadas ya que suelo hacer la receta a ojo.

INGREDIENTES

- 1 Kg. de carne de ternera

- pan rallado

- 250 gr. de guisantes congelados

- 3 zanahorias

- 1 o 2 cebollas

- 1 pimiento rojo

- 1 vaso de vino blanco

- 1 vaso de agua

- especias al gusto (Albahaca, orégano, tomillo, pimienta negra, laurel, pimentón dulce...)

- aceite de oliva


PREPARACIÓN

Lo primero que hay que hacer son las albóndigas. Yo suelo comprar toda la carne de ternera, pero puede ser mixta de cerdo y ternera, solamente de cerdo, o como más os guste.


En un bol donde tendremos la carne, añadimos sal, las especias que mas os gusten (yo suelo echar hiervas de provenza que es una mezcla de varias especias) y un poco de pan rallado para que coja consistencia.
Lo mezclamos todo bien con las manos bien limpias y empezamos a formar bolas de carne que reservaremos.


Las albóndigas se suelen freír antes de añadirlas a la olla con las verduras sobre todo para que no se deshagan, pero como en la olla expréss no hay peligro por que no hay que remover, pues las hecho en crudo y me ahorro una fritura innecesaria. Así son más sananas y ligeras.

Ahora vamos a preparar las verduras. Pelamos la cebolla y la zanahoria, la picamos y las vamos echando en la olla con un poquito de aceite de oliva para que se vaya dorando. Mientras tanto picamos también el pimiento y lo añadimos.

Cuando acabemos de picar todas las verduras, echaremos en la olla los guisantes, el vino, el agua, un poco de sal, especias como pimienta, pimentón dulce y una hojita de laurel y removemos.

Ahora es el momento de colocar las albóndigas con cuidado y en cuanto el caldo empiece a hervir, tapamos la olla y contamos unos 30 minutos desde que salga el vapor por la válvula.

Una vez pasado el tiempo el plato estará listo para comer.

Se le puede añadir patata si se quiere pero yo no lo hago por que me gusta guardar raciones individuales en el congelador que vienen muy bien para que Miquel se lleve al trabajo o para que Lola coma de vez en cuando.



jueves, 29 de septiembre de 2011

LOLA YA AYUDA EN LA COCINA

Y ahora para quitar el mal sabor de boca de la entrada anterior, os quiero presentar a la nueva pinche que me he buscado…





No es que sea amor de madre... noooooo... pero es que tiene un arte moviendo la cuchara que es para comérsela.


Dos añitos cumplió en agosto ya ya me va todo el día detrás diciendo "mamá tayuro acé la comila" y como le voy a decir que no al angelito... eso si, tardo el doble de tiempo y tengo que tener mucho cuidado y paciencia, pero merece la pena ver como se divierte.

Estas fotos son de un dia que llovia a mares y no podiamos salir de casa y para entretenernos nos pusimos a hacer un bizcocho para merendar.




No os pongo la receta del bizcocho por que hacía sin huevo y el resultado no nos acabó de convencer...

DE VUELTA

¡¡Holaaaaa!!

Si, lo sé, lo sé… os tenía completamente abandonad@s y eso que varias personas me han mandado mails para animarme a continuar o para felicitarme, la verdad es que le alegra a una el día abrir el correo electrónico y ver que alguien te hecha un poquito de menos ;)

Por cierto, quiero saludar a una familia majísima que me reconoció en un centro comercial y me saludaron y agradecieron mis recetas. Aunque al principio me quedé muy sorprendida, la verdad es que me hizo mucha ilusión conoceros y sobretodo quiero daros las gracias a vosotros, por visitar mi humilde cuchara de palo, y si me volvéis a ver por ahí, ¡no dudéis en saludarme otra vez!

Tengo alguna que otra receta para subir, pero antes me gustaría poneros un poco al día sobre todo lo que me ha pasado estos últimos meses y entenderéis que no haya aparecido por aquí.

Primero y como ya os comenté en la entrada del “desayuno para el día del padre”, en abril perdí mi trabajo, por esta dichosa crisis… decidir esperar a buscar trabajo, por que la verdad es que estaba esperando hora para una operación y no iba a ir a una entrevista con una súper cicatriz o coger la baja en pocos días para operarme.

Resulta que en navidad me noté el lado izquierdo del cuello inflamado y después de ir al medico, hacerme análisis y una punción en el bulto, la conclusión fue que tenía un nódulo de 4 cm en el tiroides. Aunque en las pruebas no aparecía nada malo, me dijeron que tenían que extirparme todo el tiroides por que no se podía descartar que fuera cancerigeno.

Tuve que esperar algunos meses, pero por fin, a finales de junio me operaron, la operación fue muy bien, no tuve ningún tipo de complicación y me recuperé en pocos días.

Al cabo de un par de semanas fui a recoger los resultados de la biopsia y por suerte era un nódulo benigno, así que a parte de tomar una pastillita diaria y de procurar que no me toque el sol en la cicatriz, no tengo nada de que preocuparme.

Por otro lado y lo peor de todo es que este mes de julio perdí a mi padre. Murió justo el día que cumplía 69 años y aunque lo llevo bien, pues es algo que es duro de llevar, seguro que much@s de vosotr@ sabéis de que estoy hablando.

No quiero extenderme mucho en este tema, por que no es agradable, pero os diré que después de operarse para quitarse la vejiga y darse una sesión de quimioterapia para asegurar de que no se dejaba ni rastro del cáncer, cogió una infección y por un cúmulo de cosas que se pusieron en contra el pobre estuvo en el hospital como un mes y acabó muriendo.

Me consuela pensar que al ser todo tan rápido, él apenas se enteró de lo que pasaba y no se tuvo que enfrentar a la noticia de un cáncer terminal, ya que ni los propios médicos lo esperaban hasta que ya se puso muy malito y nos dejó.

Pues ale ya estáis al tanto de todo, creo que en mi vida he tenido una época peor que la que acabo de pasar, pero bueno, lo que hay que hacer es mirar para adelante y salir de la mala racha.

De momento lo que he hecho ha sido matricularme de nuevo en la universidad, otra vez a estudia Educación social y mientras tanto iré pensando que hacer, buscando trabajo, etc.