jueves, 29 de septiembre de 2011

LOLA YA AYUDA EN LA COCINA

Y ahora para quitar el mal sabor de boca de la entrada anterior, os quiero presentar a la nueva pinche que me he buscado…





No es que sea amor de madre... noooooo... pero es que tiene un arte moviendo la cuchara que es para comérsela.


Dos añitos cumplió en agosto ya ya me va todo el día detrás diciendo "mamá tayuro acé la comila" y como le voy a decir que no al angelito... eso si, tardo el doble de tiempo y tengo que tener mucho cuidado y paciencia, pero merece la pena ver como se divierte.

Estas fotos son de un dia que llovia a mares y no podiamos salir de casa y para entretenernos nos pusimos a hacer un bizcocho para merendar.




No os pongo la receta del bizcocho por que hacía sin huevo y el resultado no nos acabó de convencer...

9 comentarios:

Vito dijo...

Raquel tu niña está preciosa y mirala que arte, seguro que se te cae la babilla jejeje besitos

MaryLou dijo...

Preciosa la pinche!!!!!!
Besicos

Patricia dijo...

Menuda pinche más guapa. El mío también quiere ayudarme y me dice; "ama yo ayudo" o "ama la thermomix".
Hay que dejarles, porque así aprenden cosas nuevas.
Muxus

sipos dijo...

Pues sí que te has buscado un buen pinche, es muy rica.

Siento tu mala racha y me alegro que tu nódulo haya sido benigno

Un besito para las dos.

Isa dijo...

Seguro que ese angelito te quita todas las penas.

Mª Carmen dijo...

El bizcocho supongo que estaría buenísimo por los mordisco que le da la pinche tan linda que tienes, pero lo que más me ha gustado de esta entrada es lo dispuesta que se la ve, tiene madera de "Cuchara de palo". Besos a las dos y disfrutad mucho de todo y de la cocina.
Nueva web:
http://lacocinitademarisalas.es/WordPress1/

henry dijo...

Preciosa la pinche!!!!!! Un besito para las dos.
black rugsproperty web design

Teruca dijo...

Raque vaya pinche que te has buscado, es una autentica monada y aunque no hayas dejado la recea del pastel, merece la pena ver como disfrutó la pequeñaja en la cocina, yo tengo la suerte de que a mi hijo pequeño le encanta tambien meterse de lleno en la cocina y aunque tengo que armarme de paciencia a veces merece la pena porque esos momentos se que los recordaré toda la vida. Un besito y siento mucho todo por lo que has pasado pero ya sabes que el tiempo todo lo cura, ahora hay que tirar para alante y cuidar a esa preciosidad de niña que tienes.

Jordi b. dijo...

Ke mona!!!!!!!!