domingo, 30 de diciembre de 2007

UNOS ENTRANTES IMPROVISADOS PARA LA COMIDA DE NAVIDAD


El día de navidad en casa de mis padres mi madre tenia preparada sobrasada para untar en pan de molde, se me ocurrió que le podíamos echar queso rallado y gratinarlos un momento mas o menos como se come en Mallorca.


Por lo visto nadie de los que estaban allí se les había ocurrido comerla así y sobretodo a mis tíos y a mi padre les encanto.


También tenia queso de untar y unos tomatitos cherri, así que unté el queso en el pan de molde, le espolvoreé un poco de orégano, corté los tomatitos en rodajas, los aliñé con aceite y sal y los coloqué sobre las rebanadas de pan.



Tenía previsto poner un huevo de codorniz frito dentro de una tartaleta, pero me pareció que le faltaba algo, le dije que podríamos rallar unas patatas y freírlas en un momento y a ella se le ocurrió destrozar unas patatas fritas de bolsa, ponerlas en la tartaleta y encima el huevo de codorniz frito.


Hay que comérselo de un bocado y la verdad es que nos sorprendió, estaba muy bueno.



Esto si que fue una invención de mi madre, unos saladitos rellenos de ajomorcilla.


Ya sabéis, extendéis una lamina de hojaldre congelada con la ayuda de un rodillo, cortáis la masa, le echáis la morcilla previamente refrita, se cierra bien, se pinta con huevo y se mete en el horno a 180º hasta que veáis que está bien dorado.

2 comentarios:

OLGUIS dijo...

pues todo les ha quedado genial se ve que el arte culinario te viene de tu madre.
Felicidades a las 2.
Saludos
olga.

paquinais dijo...

hola, yo he puesto lo huevos de codorniz muchas veces solo con un pan de molde, el huevo frito encima y un chorrito de ketchut, que puede ser picante o no al gusto y queda genial,
los demas me han parecedo fantasticos, el de la sobrasada lo probare en breve ya os contare